Tiempos

Pasado…

De los que se fueron…recuerdos de personas, situaciones, amores… Algunos para quedarse allí para siempre hasta casi desaparecer. Otros, los indecisos, esos que todavía andan entre el pasado y el presente, intentando saber dónde quedarse. Esos que, aún sabiendo que su lugar es el pasado, de vez en cuando nos sobresaltan apareciendo en nuestra vida de repente. Recuerdos de besos que todavía arden en nuestros labios, de caricias que aún nos erizan la piel, de susurros que han quedado en nuestros oídos. Pero también de personas que ya no forman parte de nuestra vida, de daños que han quedado atrás, de cicatrices que no duelen y que ya podemos mirar con una sonrisa mientras las acariciamos con la yema del dedo. Risas pasadas pero que no dejaremos de repetir siempre, personas que se fueron para siempre pero no olvidaremos jamás, olores, sabores, sensaciones…pasado que nos hace ser como somos, que no nos deja nunca.

Presente…

De lo que es, de lo que duele y emociona, de lo que oímos y tocamos, de lo que sentimos. De lo que está, lo que nos hace felices y desgraciados, las personas que nos rodean y las que queremos lejos. Presente real, el ahora, lo que tenemos, lo que nos emociona, lo que vivimos y lo que deseamos y no tenemos. Es la vida, es el ahora, es lo que existe. Presente para reír para conocer, para apasionarse, para llorar, para recordar y remontar. Presente que, con suerte, un día será pasado.

Futuro…

De deseos por cumplir, de años por vivir, sensaciones por disfrutar, de tanto por ver… Futuro mágico porque es incierto, porque no sabemos si existirá ni hasta cuando. Futuro en el que depositamos esperanzas y sueños, para el que hacemos y dejamos de hacer muchas cosas en el presente. Futuro engañoso…parece real pero es humo. Hace que lo demos por hecho, cuando puede esfumarse en un segundo…. Futuro trilero, que juega con la bolita bajo el vaso, lo mueve con sus manos hábiles y siempre creemos saber dónde está. Apostamos por él, levanta el vaso y no hay nada. Todo perdido.

Condicional…

Es eso que no hicimos y nos arrepentimos y ya no tiene vuelta atrás. Es un pasado sin vivir. Lo que no nos atrevimos, lo que dejamos pasar, lo que no sentimos, lo que no vimos, lo que no pudimos o lo que no pensamos que no volvería. Si hubiera sabido…pero no. Si hubiera ido…pero me quedé. Si le hubiera dicho…pero se lo dijo otra persona. Si hubiera reconocido que le amaba…pero me dio miedo. Si me hubiera atrevido…pero me paré. O ese presente que depende de nosotros, de la decisión que se toma en un segundo: si vinieras… Si dijeras… Si le besara… Si me atreviera…  Si pudiera…

Son condiciones…un cara o cruz que nos marca en la vida. Cuestión de segundos, cuestión de sí o no, de pensar o no hacerlo, de seguir el instinto…

Tiempos, verbos, momentos y situaciones…lo que mueve nuestras vidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s