Propósitos


Es el último día del año y, para mí, siempre tiene algo de especial. Es ese día en el que cerramos una puerta y abrimos otra. Ese día en el que, en la pantalla, aparece un GAME OVER en letras enormes y, hayamos ganado o no, ese juego termina y comenzamos otro.

 

Hace años me hacía propósitos de Año Nuevo que no duraban más de una semana y que, al final, he ido cumpliendo de modo natural una vez que dejaron de tener esa denominación. Por eso no creo en los propósitos de Año Nuevo a no ser que sea algo que, realmente, no quiera que se cumpla. Tampoco hago balance de lo positivo y negativo porque no me gusta categorizar de ese modo. Y bueno o malo es una división demasiado simple, a mí no me aporta demasiado.

 

Puede que el tiempo me haya enseñado a ser más práctica o más vaga o más cómoda o más pasota o, quizás, más agradecida pero siempre cierro mis años en positivo aunque, por supuesto, contengan momentos malos. Y este 2015 me ha traído mucho. Mucho. Me ha traído a esa parte de mí que tenía perdida u olvidada…no sé. Y he sido capaz de reconciliarme con ella y dejarla que regrese. Pero no ha vuelto como era antes, no…he conseguido que vuelva mejor de lo que era.

Este año también me ha ayudado a tirar a la basura muchos miedos. Y digo a la basura, no al contenedor de reciclaje, porque los miedos hay que destruirlos, no valen para transformarse en algo que valga la pena. Esos miedos, no. Fuera. Y me he dado cuenta que eran esos miedos los que tiraban de mis labios hacia abajo y no los dejaban sonreír todo lo que deseaban. Ahora sonrío más, me siento mejor. No es que la vida pese, es que yo llevaba demasiado peso.

Y, sabéis…este año me ha traído personas que me han hecho ser mejor, gustarme más, sentirme afortunada por tenerlas en mi vida. Personas maravillosas de las que, hace un año, desconocía su existencia y ahora están en mi vida. Y no puedo estar más agradecida por ello. Porque son esas personas las que hacen que los días cuenten, que las risas suenen, que el corazón lata fuerte… Son ellas las que hacen que me atreva, que sonría, que escriba, que sienta, que crea…

 

Y, sí, hoy despedimos un año al cual solamente voy a decir una cosa…

GRACIAS

Anuncios

8 comentarios en “Propósitos

  1. Maravillosa entrada con trozos de palabras en los que me veo a mí misma y, en cambio, también veo a una completa desconocida con la que acabo de cruzarme por internet. ¡Qué maravilla de blog! Por aquí me quedo, en uno de mis tempraneros descubrimientos del 2016 ¡Feliz juego nuevo! Es maravilloso compartir la afición por las palabras…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s