DUDAS

Esas que vienen a cada momento, en cada resolución o parada, en cada razonamiento. De las que destrozan las certezas, las sentencias, los recursos; esas que habitan en decisiones y promesas.

 

Dudas que hacen terrenal lo perfecto, que nos hacen pensar y pararnos, no decidir al momento y no tener claro dónde estamos.

 

Que nos impiden crecer, disfrutar, conocer y nos quitan tiempo al vivir. Por un lado nos protegen y por el otro nos venden y nos hacen caminar sin tener claro por dónde seguir.

 

Dudas personales y transferibles, tantas veces prescindibles, que no nos dejan caer pero tampoco caminar erguidos. Son el sí pero no, el quiero pero no debo, el pensar lo que está claro, el no creer lo que tenemos. La causa del arrepentimiento, de lágrimas y “debería”. Lo que a veces nos avisa de un peligro y otras no nos deja atrevernos con el juego que supone la vida.

 

Dudas que son la cuerda floja, eso que nos pone a prueba, lo que nos hace decidir entre no pecar y penitencia. Las que habitan en la mente y actúan todos los días. Esa parte de nosotros que hace que escribamos un ” es” o un “sería”.

 

 

Anuncios

10 comentarios en “DUDAS

  1. “Por un lado nos protegen y por el otro nos venden y nos hacen caminar sin tener claro por dónde seguir”.

    Y es que, ¿qué haríamos sin dudas? Acertaríamos de casualidad o fallaríamos pese a haberlo comprobado todo previamente. O nada de eso. No sé. Dudo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s